Para poder entender las necesidades de nuestra piel, es importante conocer sus funciones y estructura. La piel, como ya sabemos, es el órgano más extenso del cuerpo humano y, entre sus funciones, está la de defendernos y protegernos de nuestro entorno. Además ayuda a regular nuestra temperatura corporal.

Para que realice estas funciones correctamente es fundamental mantener un buen estado de la estructura de la piel.

La piel se divida en 3 capas bien diferenciadas: epidermis, dermis e hipodermis. La epidermis y la dermis a nivel de cuidado de la piel son las más importantes. Los activos cosméticos que utilizamos actuarán sobretodo a nivel de la epidermis y algunos podrán alcanzar la dermis.

Para confeccionar la pirámide que os presentamos (publi en IG) hemos tenido en cuenta productos cosmecéuticos. Los productos cosmecéuticos aúnan cosmética y farmacéutica haciendo referencia a tratamientos que unen el cuidado de la belleza y la eficacia farmacéutica de fórmulas concentradas en principios activos eficaces. Cuentan con estudios dermatológicos y clínicos que evidencian su acción.

Al igual que en la pirámide alimentaria, se colocan y ordenan por capas las acciones y tratamientos a elegir en función de su importancia. La base de la pirámide será la protección, la parte media la transformación y la punta de la pirámide, la optimización.

Por las mañanas, es importante retirar el exceso de los productos usados en la rutina de noche y, además, retirar las sustancias que nuestra propia piel produce a lo largo de la noche.

Por la noche, limpiaremos los restos de maquillaje, contaminación y restos de sustancias o productos que hayamos usado.

Tips cuidado facial

Tips cuidado facial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.